Skip to main content

Pluralismo y tratamiento informativo

La libertad y el pluralismo son rasgos fundamentales de la democracia y deben ser capaces de facilitar debates libres y abiertos. En consecuencia, la ley de creación del Consejo del Audiovisual de la Comunidad Valenciana determina que uno de sus principios de actuación reside en velar por la transparencia y el pluralismo del sector de los medios de comunicación (artículo 4.1b), así como por el pluralismo político, la neutralidad y la honestidad informativa (artículo 4.1.c).

Se trata, por tanto, de velar por la libertad de comunicación audiovisual y la independencia del servicio público de radiotelevisión, así como garantizar el respeto a las funciones del servicio público y, en este ámbito, el respeto al pluralismo, el equilibrio en la programación y todo aquello que afecte la dignidad humana.

El pluralismo es un aspecto social sustancial, que debe canalizarse a través del debate jurídico y las políticas de regulación de los medios.

A nivel internacional, se han desarrollado diferentes mecanismos que buscan instrumentos que ayuden a su catalogación. El Monitoraje de Pluralismo Mediático, desarrollado en el ámbito de la Unión Europea, es un ejemplo de ello. Es una herramienta de diagnóstico creada para obtener una comprensión transversal de los riesgos para el pluralismo de los medios en un Estado miembro. Las evaluaciones se llevan a cabo de forma independiente y transparente, con expertos de cada país. Se evalúan los objetivos y los riesgos que debe enfrentar el pluralismo en los medios de comunicación a partir de 25 indicadores, que pertenecen a cuatro campos diferentes: la protección básica, la inclusión social, la independencia política y la pluralidad del mercado. Se trata, por tanto, de indicadores que se enmarcan en el campo jurídico, económico y sociopolítico.

Sin embargo, la interacción que implica la comunicación digital ha reestructurado el sentido del pluralismo informativo. En la era de la deliberación digital, las vías se amplían y los nuevos espacios, generados por la tecnología, se han convertido en esferas por las cuales transitan vastos caudales de opiniones que hacen posible la participación de muchas voces anónimas.

De esta manera, el pluralismo en los medios es una dimensión compleja y multidimensional. Engloba aspectos como la diversidad de la propiedad y la variedad en las fuentes de información y en la gama de contenidos, ubicados en dispositivos muy diversos, y analiza las relaciones entre los medios y el resto de instituciones sociales atendiendo a los factores multivariables que estructuran el orden social.